lunes, 15 de febrero de 2010

Preludio ( o cómo quitarse los zapatos)

No sé si alguna vez os habeis puesto unos zapatos que os aprietan. Al principio duelen, pero si los llevas más tiempo parece como si te acostumbraras ... va pasando el día y sigues haciendo cosas. De vez en cuando eres consciente de que te rozan. Conforme pasan las horas molestan más, duelen. Pero puedes seguir adelante.
Sólo cuando te los quitas y notas una sensación de alivio enorme, sólo entonces tomas conciencia del daño que te han hecho. Y te preguntas cómo has conseguido calzarte, y cómo has podido aguantar todo el día con esa tortura.

Quitándome el zapato derecho
En el trabajo, A. me ofreció una oportunidad para presentar un proyecto a nivel europeo. Era estupendo. Me dijo que era el 1 de Febrero. (Glups, el día 2 era la boda, mi boda ...) Le dije que no. Sin más explicaciones. Como es lógico, A. no entendía nada.
Y entonces empecé a darle vueltas al tema de estar en el armario en el trabajo, y la verdad es que es bastante incómodo. Se me hincharon las narices, o los pies. Al día siguiente lo primero que hice fue entrar en su despacho para explicarle porqué alguien en su sano juicio rechazaba un viaje a Paris con un proyecto en el que trabajaba desde hacía meses:
-Te debo una explicación
-Si, yo creo que si
-Es que el día 2 me caso
-! (en el trabajo no sabían que tenía pareja)
-Con mi novia
-!! (y mucho menos se imaginaban que fuera una chica)
-No me da tiempo a ir a París y volver
-No, no. Claro que no. Enhorabuena! de verdad ¿cómo no habías dicho nada antes?
-Pues, tu llevas más tiempo que yo...y ya sabes hacia que lado se inclina Dirección...no quería que eso influyera.
A. es un tipo muy sensato y buena persona. Me tranquilizó con el tema del trabajo. Al final decidí pedirme el permiso, y contárselo al resto de compañeros, los más cercanos del departamento. Y la reacción ha sido muy buena. Si hasta me organizaron una cena con regalos! (nosotros, los sosos que por no celebrar ni habiamos celebrado la comida de Navidad)
Y ahora me pregunto cómo he podido pasar estos dos años conviviendo con ellos 8 horas al día y sin mencionar siquiera a Mestral. Me parece increible ser capaz de convertir los plurales en singulares automáticamente al hablar de mi vida.
Si me va a perjudicar ... el tiempo lo dirá. Hasta ahora estaba bien en el armario, o eso creía. La decisión ha sido mía y me siento muy bien, como si me hubiera quitado un zapato que aprieta ;-)

Quitándome el zapato izquierdo
La familia de mi padre conocen y aprecian a Mestral. La familia de mi madre ni siquiera sabe de su existencia. Casualmente siempre "trabajo" el dia 25 de Diciembre, que es el único día oficial de reunión y en el que no, no trabajo si no que lo celebramos con la familia de Mestral. Mi madre prefiere que sea así, porque sabe que o vamos las dos o no voy. ( A nadie le parece muy mala suerte que sieeeeempre trabaje en Navidad? de verdad???) Su explicación para este teatro es que no quiere que su padre (mi abuelo) se lleve el disgusto de su vida. Que si, que el hombre está delicado del corazón ... pero es mucho más moderno que mi madre! pero si tras enviudar joven se emparejó y se fué a vivir sin casarse (menudo escándalo, de verdad, sobretodo si teneis en cuenta que esto era en 1990) y tras re-enviudar y con 83 años tiene nueva novia!!!
Decidí que era mejor contarselo yo a que se enterara de que su nieta se casaba por otros. Y se quedó él conmigo, que si nos pensabamos que estaba ciego y no sabía que eramos pareja! (Cómo le quiero!!!)
Entre él y mi madre, para mi sorpresa, debieron correr la noticia. Empezaron a felicitarme el resto de familia. Mi madrina enfadada porque no le había explicado nada en estos siete años.
La verdad, tampoco se como he podido. Parecía lo "normal", el no explicar.
Hasta los compañeros de oficina de mi madre nos han hecho un regalo!!!
Y ahora me doy cuenta que el no explicar te exilia, te aleja de la gente para no tener que hablar.
Así que: zapatos fuera!

Todo esto sólo para explicar el porqué la pequeña boda fué algo más masiva de lo previsto



11 comentarios:

Aqua dijo...

Me alegro enormemente por ti y por Mestral, es bello saber que tu familia y las personas con las convivs te quieren y estan contigo en los momentos mas importantes de la vida.
Bss
PD nos debes las foticos de la boda

Silvia y Eva. dijo...

Desde aqui un abrazo muy grande, y que sepas que estamos muy orgullosas de ti porque sabemos lo duro que es dar el gran paso, pero despues te das cuenta por un lado que no era para tanto y por otro que te has quitado un gran peso de encima, pero es necesario para poder seguir avanzando y conseguir nuestros logros personales como mujeres lesbianas que somos.
Ya tenemos ganas de ver esas fotitos como lo ha llevado mestral? lo digo por el bodorrio ja ja ja

CRISA dijo...

me parece fenomenal!!! la verdad es q es un alivio cuando lo cuentas, cuando ves q la genete te apoya y a veces es mas el miedo q tenemos nosotras a luego la reaccion q tienen, a mi con mi abuelo me paso lo mismo, como lo quiero!!
Veras como cambia la cosa ahora, felicidades por la boda!!

cathwithglasses dijo...

una bonita historia, contada de manera muy bonita - y sí, fuera con esos zapatos!

Me alegro mucho que os haya ido tan bien; no solo en la familia, pero además también en tu trabajo.

...esperando el próximo episodio. ;-)

Núria y Luisa dijo...

Felicidades por esa visibilidad porque es el camino para llegar a la felicidad y la libertad plena.

Hace años que no asumo mi vida dentro de ningún armario, aunque tengamos que estar saliendo constantemente, ya veréis.

Un abrazo

ELO Y YOLA dijo...

Enhorabuena por esas salidas del armario que, sin duda, van a aportar mucho aire fresco a vuestras relaciones sociales. Es cierto lo de que al no compartir uno se aísla, y se pierde todo lo demás.
Fotos de la boda y luna de miel, please...

Su i Nu dijo...

Me emociono con estas cosas, nos hacen ver que a veces somos nosotras las que nos flajelamos por nada.
El mundo está lleno de personas maravillas a las que solo debemos darles una mano para que nos lo demuestren.
Ufff niñas que felicidad debeis sentir! Se está mejor andando descalzas por la arena verdad?
Todo el mundo debería sentirse así.
Felicidadesss dobles!
Ah por cierto, hablamos un día de unas fotos........ :-P
Besitos

Lenys y Laly = Monika y Diego. dijo...

olaa muchasw felizidades x la boda y x salir del armario ,aveces pensamos ke no lo sabe nadie y koe la gente ke nos rodea no se dan kuenta.pero no es así.mucha fuerza

Kar y Ro dijo...

Qué bien se siente poder estirar finalmente esos dedos.

Qué lindo que en la oficina hasta regalitos haya habido.

Y claro, ni los abuelos, ni los tíos, ni los primos son ciegos. Bueno, tienes razón, a veces lo más normal parece ser "no explicar".

Enhorabuena por la boda y por los nuevos zapatos.

Silvia y Eva. dijo...

oye guarrillas que pasa? que no pensais ponernos ninguna foto mira que voy para Castellón y os mando dos collejas

Lau... dijo...

Oye, que entrada mas chula! Felicidades!!!

Fotos,porfa!

Besos fuertes!