domingo, 29 de enero de 2012

Zurdos


Una vez me llamó la atención una noticia de un suplemento de salud en un periódico (creo que era en "El mundo" hace muuuchos años). Decía que se había relacionado la dirección de los remolinos del pelo con la lateralidad de las personas: si el pelo crece de derecha a izquierda (horario, siguiendo las agujas del reloj) tienes más posibilidades de ser diestro y si crece de izquierda a derecha (antihorario, sentido contrario a las agujas del reloj) es muy posible que seas zurdo.
Tanto me intrigó que me dediqué a observar las cabezas de la gente, intentando que no se me notara (claro está). Investigué a mis familiares, compañeros de trabajo, amigos .... En la gente que lleva el pelo corto es más fácil, si lo llevan largo la cuestión se complica, porque no olvidemos que hay que hacerlo con disimulo para que no piensen que estás como una cabra. Y el caso es que se cumplía. Incluso fiché a algunos con dos remolinos (cada uno en una dirección) y ambos eran zurdos. Mmmmm interesante.
Y así es como se me ha quedado la manía de observar las coronillas (escrito así suena muy friki ... no se si debería seguir con este post si quiero conservar mi dignidad jajaja). Es algo inconsciente y que no suelo decir en voz alta. Hasta que nació Pau.
El día que nació le miré la cabecita e hice mi profecía: este niño va a ser zurdo. Como había muchas otras cosas más importantes de las que ocuparse cuando llegó al mundo, la frase quedó en el olvido. Pero el otro día me volví a acordar y lo volvi a decir con las consiguientes risas de la audiencia.
Herida en mi orgullo decidí buscar literatura científica que avalara mi teoría (imposible encontrar la noticia en el periódico aquel). He encontrado dos artículos publicados en revistas "serias" sobre el tema (ahora va y resulta que hay gente que se dedica a estudiar estas cosas, jajaja). Los dos son alemanes pero mientras que en uno si se confirma la relación en el otro no se encuentra.
Llegado a este punto de confusión os pido vuestra colaboración y que me digais o contesteis la encuesta de la barra lateral si vuestro remolino/el de vuetro hij@/pareja ... coincide con la mano dominante. Vais a necesitar que alguien os lo mire (aunque dado el poco movimiento de los blogs ultimamente no se si voy a conseguir muchas respuestas, pero como no pierdo la esperanza espero que me contesteis. Por favor)
En mi busqueda he encontrado un fragmento del documental "en el vientre materno" con una teoría muy inquietante sobre el origen de algunos zurdos.



Cambiando de tema, la vuelta al trabajo no ha sido tan mala. El primer día tuvieron compasión de mi y trabajé, digamos, al 80%. Lo agradecí porque tras 6 meses de baja no estaba tan "ágil", así que apenas tuve tiempo de llamar una vez a casa. Al día siguiente ya no pude ni eso ... con los recortes que nos estamos llevando nos toca trabajar al 125%!!! No se como va a acabar esto. Tenemos más trabajo y menos personal. Algo no cuadra.
No se que mundo le tocará vivir a Pau. Él de momento se dedica a mejorar la técnica del gateo (aunque el otro día no se lo quiso enseñar a Erik) y ya va como una bala. Recorre todo el comedor y se atreve a llegar a la cocina. De momento de ahí no pasa. Persigue a la perra y a sus juguetes (para que jugar con los suyos pudiendo hacerlo con los de ella). Intenta ponerse de pie agarrandose a cualquier cosa (incluye macetas que vuelcan) y lo va consiguiendo ... Menudo terremoto! Y lo guapo que está! jajaja, que va a decir su madre.
Buenas noches a todas. Diestras y zurdas :P

miércoles, 11 de enero de 2012

Volver

Ilustración: Kaatje Vermeire


La semana que viene vuelvo al trabajo. Ay, que mal lo voy a pasar. No es que no quiera, me gusta lo que hago ... pero voy a echar muuuucho de menos a Pau. Y eso que se queda en las mejores manos posibles, se queda con su otra mami. Aún así lo voy a pasar mal, si no paro de darle vueltas y todavía no ha ocurrido!
Han sido seis meses, durante 24 horas al día, con mi hijo. Conociéndonos, queriéndonos, viéndole cambiar. Se que no es el fin del mundo, que voy a disfrutar de casi todas las tardes con él ... pero me va a doler no tenerle cerca por las mañanas. Ya os contaré como me adapto.
Él está muy bien (porque no sabe que me iré a trabajar, que si no ...) Hemos ido a la revisión del pediatra. Pesa 7.800 kg, mide 67 cm y es el más risueño de todo el barrio. A pesar de la conjuntivitis, mocos, tos y estornudos no pierde la sonrisa. Bueno, cuando le han vacunado si que la ha perdido por un rato y la ha cambiado por lágrimas, pero se le ha pasado rápido.
Desde el último video ha hecho progresos. A principios de año aprendió a gatear. Eso si, lo hacía marcha atrás y era bastante frustrante para él intentar alcanzar sus juguetes y ver que cada vez estaban más lejos. Desde ayer consigue dar algunos pasos hacía adelante, a ver si le pilla el truco y mejora. No es que gatee kilómetros, pero si los suficientes como para salirse de la manta de actividades, de la alfombra que hay debajo y acabar en el suelo. Conclusión: se nos va a acabar la tranquilidad de dejarlo en un sitio y saber que no se va a mover. El chico ha salido precoz en ese aspecto.
En el tema alimentación, toma cereales y fruta (esta última con menor entusiasmo desde que la ha comparado con los "deliciosos" cereales sin gluten) y tenemos que empezar con las verduras y carne. Mañana será el gran día. A ver si le gustan.
Hasta aquí las crónicas del sexto mes ;-)
Me voy a dormir, que mañana tengo que estar descansada para aprovechar estos últimos días (ays, soy muy pesada, pero es que no quiero separarme de él!!!)
P.D. No me imaginaba que fuera tan Paudependiente ...