miércoles, 11 de enero de 2012

Volver

Ilustración: Kaatje Vermeire


La semana que viene vuelvo al trabajo. Ay, que mal lo voy a pasar. No es que no quiera, me gusta lo que hago ... pero voy a echar muuuucho de menos a Pau. Y eso que se queda en las mejores manos posibles, se queda con su otra mami. Aún así lo voy a pasar mal, si no paro de darle vueltas y todavía no ha ocurrido!
Han sido seis meses, durante 24 horas al día, con mi hijo. Conociéndonos, queriéndonos, viéndole cambiar. Se que no es el fin del mundo, que voy a disfrutar de casi todas las tardes con él ... pero me va a doler no tenerle cerca por las mañanas. Ya os contaré como me adapto.
Él está muy bien (porque no sabe que me iré a trabajar, que si no ...) Hemos ido a la revisión del pediatra. Pesa 7.800 kg, mide 67 cm y es el más risueño de todo el barrio. A pesar de la conjuntivitis, mocos, tos y estornudos no pierde la sonrisa. Bueno, cuando le han vacunado si que la ha perdido por un rato y la ha cambiado por lágrimas, pero se le ha pasado rápido.
Desde el último video ha hecho progresos. A principios de año aprendió a gatear. Eso si, lo hacía marcha atrás y era bastante frustrante para él intentar alcanzar sus juguetes y ver que cada vez estaban más lejos. Desde ayer consigue dar algunos pasos hacía adelante, a ver si le pilla el truco y mejora. No es que gatee kilómetros, pero si los suficientes como para salirse de la manta de actividades, de la alfombra que hay debajo y acabar en el suelo. Conclusión: se nos va a acabar la tranquilidad de dejarlo en un sitio y saber que no se va a mover. El chico ha salido precoz en ese aspecto.
En el tema alimentación, toma cereales y fruta (esta última con menor entusiasmo desde que la ha comparado con los "deliciosos" cereales sin gluten) y tenemos que empezar con las verduras y carne. Mañana será el gran día. A ver si le gustan.
Hasta aquí las crónicas del sexto mes ;-)
Me voy a dormir, que mañana tengo que estar descansada para aprovechar estos últimos días (ays, soy muy pesada, pero es que no quiero separarme de él!!!)
P.D. No me imaginaba que fuera tan Paudependiente ...

6 comentarios:

Silvia y Eva. dijo...

Nuria, si, es muy duro volver al trabajo pero tambien tiene la superrecompensa de echarle de menos, yo me acuerdo que decia lo qauiero mucho pero necesito echarle de menos. besos

Ana Mar dijo...

Creo que es normal a veces pienso que dependemos mas nosotras de ellos que a la inversa, animo y veras como los cambios se sobrellevan. Bss

CRISA dijo...

jeje todo llega mucho animo veras como no es tan duro solo lo echaras de menos un poquito jeje.

cathwithglasses dijo...

me lo imagino super duro - pero al menos sabes que se queda en las mejores manos posibles!

Patri también lo pasaba fatal, ahora trabaja más de madrugada para poder pasar las tardes con Eco al menos. En este aspecto creo que estoy afortunada de no tener trabajo... ;-)

suerte el lunes, y seguro que te esperan dos sonrisas grandes en casa cada día!

Solete dijo...

Ánimo, ha sido un tiempo muy intenso el que has compartido con él, pero seguro que muy prontito empiezas a disfrutar también de un tiempecillo para ti. Besos para los tres ;)

Lucy dijo...

¡Hola!
Acabo de ver el vídeo de la entrada anterior, ¡qué guapísimo! Y la canción es muy bonita.
Ánimos, que supongo que lo pasarás mal los primeros días, pero después te acostumbrarás rápido a la rutina.
Es muy fácil decirlo, jejje...
Besets